BUSQUE AQUÍ SU NECESIDAD MEDICA

jueves, 26 de abril de 2012

El Dolor Pelviano o "Dolor Bajo Vientre" en las Mujeres


El dolor pelviano o “dolor bajo vientre”  en las mujeres es una de las causas fundamentales de la visita  al médico general o al especialista en gineco-obstetricia. Múltiples son las causas y aunque su importancia va desde la más mínima hasta la más seria, generalmente la consulta médica se pospone porque no se encuentra el momento adecuado; el trabajo, los quehaceres domésticos y el cuidado de los hijos absorben todo y más del tiempo de que dispone la mujer y esto puede retrasar el diagnóstico clínico y una conducta a tiempo.

posición típica de la mujer ante un dolor pelviano
Dolor pelviano en mujeres
A grandes rasgos se pueden citar las causas más importantes de dicho síntoma que pudiera ser el aviso de una dolencia importante gritando ser diagnosticada oportunamente. A continuación se exponen las razones más usuales por las que una paciente puede acudir a una cita médica teniendo como síntoma esencial el dolor pélvico.

Causas más importantes y comunes del dolor en el bajo vientre o dolor pelviano en mujeres





Torsión del pedículo de un tumor: Constituye un dolor agudo y brusco, muy intenso ya que al torcerse los vasos sanguíneos que se encuentran en el pedículo y que alimentan al tumor se produce necrosis del mismo (muerte de sus células) conllevando a un cuadro abdominal agudo (Quirúrgico). Dentro de esto se encuentran los fibromas pediculados, los quistes de ovario, entre otras enfermedades.


Embarazo ectópico: Es el embarazo que se implanta fuera del área considerada adecuada para el desarrollo adecuado y feliz del bebé, o sea, fuera del útero. Cuando esto ocurre en una de las trompas de Falopio y en la medida que el saco gestacional crece ocurre la rotura tubaria ya que el diámetro de las trompas no admite el tamaño de dicho saco más allá de las 8 semanas de gestación;  con la ruptura estallan también los vasos sanguíneos y ocurre una hemorragia que además de poner en peligro la vida de la paciente en pocas horas por la pérdida aguda y abundante de sangre, produce una irritación peritoneal muy dolorosa debido al mismo liquido hemático. Es también un cuadro quirúrgico agudo.


Pelviperitonitis en el curso de un aborto séptico: Produce un dolor muy intenso acompañado de inflamación pélvica aguda. Se establece en pocas horas y está acompañado por fiebre muy alta, escalofríos, gran toma del estado general; al interrogatorio se recoge el antecedente de un aborto reciente. El tacto vaginal se hace intolerable.

Enfermedad inflamatoria pélvica aguda: Puede ocurrir por inflamación de los anejos (ovarios y trompas), es un dolor intenso aunque no tanto como en los cuadros descritos anteriormente, muy molesto y contínuo, se alivia con el reposo. En el tacto vaginal se puede precisar si es bilateral o unilateral. Habitualmente se acompaña de toma del estado general, fiebre o febrícola, síntomas urinarios, náuseas y vómitos.



Utero con endometriosis
Utero con endometriosis

Endometriosis: Es la presencia de tejido endometrial (tejido que recubre el interior del útero) en lugares ajenos a este, ejemplo, peritoneo, ovarios, recto, entre otras localizaciones. Produce un dolor típico durante la menstruación siendo progresivo en cada una de ellas.








Dispareunia: Es el dolor que se produce durante el coito e incluso perdura como una sensación o “pena” en bajo vientre hasta pasadas horas de este. Se debe a que durante las relaciones sexuales se pueden movilizar estructuras inflamadas, también pueden ocurrir  laceraciones en cuellos uterinos que presentan cervicitis crónicas o agudas; es común en la retroflexión uterina, en la enfermedad inflamatoria pélvica crónica, las várices pelvianas que se observan con bastante frecuencia en mujeres multíparas (varios partos) entre otras dolencias. Es un dolor más o menos intenso que interfiere con el curso placentero de la relación sexual e incluso produce secuelas psíquicas y rechazo a la misma en la mujer.

Vaginismo: A diferencia de la Dispareunia no existen causas orgánicas en estas situaciones, ni el dolor ocurre cuando se está consumando el acto sexual o después de este; en estos casos no existe posibilidad de ocurrencia de la relación sexual pues de manera involuntaria ocurre una contracción de los músculos de los muslos que impiden la separación de los mismos para que ocurra la penetración del pene. Como consecuencia se fortalecen los músculos que rodean al introito vaginal y la vecindad vulvar también impidiendo incluso la exploración ginecológica. Esta patología tiene su origen en la psiquis: inhibiciones, factores culturales y familiares, exceso de pudor, causas todas que dejan como consecuencia la insatisfacción total de mujeres que ante este fenómeno y al no buscar ayuda renuncian a las relaciones sexuales y quedan vírgenes antes que reintentar la experiencia del disfrute mutuo.

Dolor intermenstrual: Aunque es raro se puede obtener en el interrogatorio a mujeres que son muy observadoras de los eventos que ocurren en su cuerpo; este se presenta en la mitad del ciclo menstrual y es producido por la ovulación, muchas veces asociado a procesos inflamatorios pélvicos crónicos. También lo produce el líquido folicular al romperse el folículo ovárico (de donde se desprende el óvulo) por irritación peritoneal o por la sangre de un folículo hemorrágico. Es un dolor de poca a moderada intensidad.

Neuralgia del pudendo: El pudendo es el nervio cuyas terminaciones inervan el periné, la parte que forma el suelo pelviano y que esta constituída por los músculos, la piel y estructuras del aparato genital femenino como la entrada de la vagina, los labios mayores y menores; también se incluye el ano y la raíz de los muslos. Durante la menstruación y producto del proceso inflamatorio fisiológico (normal) que se produce durante la misma en las estructuras internas del aparato genital, ocurre la irritación de dicho nervio sobreviniendo un dolor sordo, agudo y en ocasiones bastante intenso, sobre todo en la juventud. También se observa en la neuritis del pudendo debido a otras enfermedades ajenas a los órganos sexuales.

Dismenorrea: Es un grupo de síntomas y signos caracterizado por dolor asociado a la menstruación (antes, durante o después de la misma), casi siempre está ligado a tensión premenstrual (edema de la cara, manos y tobillos y se produce por acumulación excesiva de los estrógenos), alteraciones vasculares (pueden producirse espasmos y roturas de vasos sanguíneos e incluso producir epistaxis o sangramiento nasal) y trastornos nerviosos (cefalea, mareos, cambios de humor).

Es más común en mujeres jóvenes solteras, tiende a desaparecer con los partos; se localiza en el “bajo vientre (hipogastrio) y puede irradiar a todo el abdomen e incluso al epigastrio (boca del estómago). Pueden ser extremadamente intensos. En ocasiones este cuadro se debe a estrechez del canal cervical dificultando la salida fluída de la sangre menstrual y por tanto produciendo cólicos uterinos, en estos casos (raros) es necesario dilatar el canal.




dibujo de la anatomía del vientre de una mujer
anatomía del vientre de una mujer
El conocimiento de la causa del dolor pelviano es el aspecto crucial para poder adoptar una conducta adecuada. De la salud del aparato ginecológico dependerá no solo la eficaz y feliz reproducción en un momento de la vida de la mujer sino la plenitud de las relaciones sexuales, tan importantes y definitorias en la existencia de los seres humanos. De cada quien depende hacer lo que esté en sus manos para disfrutar estos dos regalos que la vida puso en manos del sexo femenino: el placer sexual y la maternidad.








Otros artículos que le pueden interesar:



Varios remedios naturales para enfermendades que pueden provocar inflamación pélvica y dolor bajo vientre: